Noticias

Imprimen piel en 3D

El institulo de Medicina Regenerativa Wake Forest (WFIRM) ha desarrollado un sistema de bioimpresión en 3D.

brazo impreso
Actualmente existen diversas prótesis que están siendo desarrolladas para discapacitados con miembros amputados pero seguro que ninguno de nosotros se esperaba que pudiéramos imprimir piel para los afectados por quemaduras. Esto implica un gran paso hacia adelante en este tipo de tecnologías y áreas.

Actualmente no hay soluciones muy agradables para curar grandes heridas crónicas o derivadas de quemaduras (principalmente se usan injertos de piel). Aunque de momento esta técnica es efectiva tiene sus limitaciones como la limitada piel sana del paciente o la posibilidad de que el injerto no sea aceptado por el paciente.

Los investigadores del Institulo de Medicina Regenerativa Wake Forest (WFIRM) han desarrollado un sistema de bioimpresión en 3D. Este es capaz de imprimir piel, ayudando así a mejorar y acelerar los procesos regenerativos en grandes heridas. Dicho sistema crea la piel a partir de células epiteliales del paciente y esta es impresa sobre la herida. Se realiza de esta forma para evitar que el paciente rechace el injerto.

Principalmente, se toma una muestra de la piel sana y se aíslan los fibroblastos y los queratinocitos (dos tipos de células cutáneas). Ambas células se mezclan en un hidrogel que se coloca en la impresora 3D, procediendo así al escaneo de la zona herida y calculando cuanta cantidad de piel debe imprimirse. De acuerdo con los detalles ofrecidos, la bioimpresora imprime una réplica de la estructura de la piel en capas, acelerando la formación y funcionamiento normal de la piel.

Este sistema y sus derivados se llevan desarrollando desde 2014, de los que existen diversos prototipos. La particularidad de esta nueva máquina es su capacidad móvil, pese a que esta tenga cierto peso nos permite recolocarla fácilmente en las camas de los pacientes para llevar a cabo el proceso de impresión (y el escaneo previo de la herida). Tal y como dijo Sean Murphy, el profesor asistente del WFIRM y autor de la investigación:»El aspecto único de esta tecnología es la movilidad del sistema y la capacidad de gestionar el lugar exacto de las heridas al escanearlas y medirlas para depositar las células directamente donde se necesitan para crear la piel».

De momento esta técnica solo ha sido demostrada en modelos pre-clínicos, aunque se estima que dentro de poco comiencen los ensayos en humanos. De ser cierto esto último estaríamos ante uno de los mayores avances de nuestro tiempo, puesto que este sistema de bioimpresión no solo sería para ayudar a las víctimas de quemaduras sino también a aquellas que tengan úlceras diabéticas u otras heridas crónicas.

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar